La encuadernación se refiere al proceso de acabado en el que las páginas de una publicación quedas unidas. Y hay muchos tipos de encuadernación con diferentes características de durabilidad, estética, costo y funcionalidad.

Cuando imprime o produce cualquier tipo de libros, manuales, revistas, catálogos u otras publicaciones, debe responder a una pregunta: ¿cómo encuadernar esos libros o proyectos? Hay muchas opciones y no todos los tipos de encuadernación están disponibles para todos los productos.

Las publicaciones impresas agrupan sus páginas en un solo volumen mediante la encuadernación. Los tres tipos más comunes de encuadernación en las imprentas son:

Encuadernación Americana (fresada)

Consiste en unir las hojas separadas con pegamento y luego agregar las tapas. Este tipo de encuadernación se utiliza para publicaciones con un gran número de hojas impresas y en cantidades cortas para de esta forma asegurar una encuadernación firme.

Se pueden utilizar varios tipos de pegamento: desde el pegamento tradicional hasta el pegamento PUR (debido a su alta densidad y resistencia, es más eficaz para unir muchas hojas sueltas). Es el tipo de encuadernación más utilizado en proyectos con una corta tirada en Impresum, que van de un mínimo de 25 a 50 unidades, a un máximo de 200 a 300.

Encuadernación en rústica

Otro tipo de encuadernación muy utilizada es la encuadernación en rustica. Para ello es necesario recoger unos varios pliegos de papel (entre 16 y 32 páginas), luego coserlas por un lado y pegarlas. Después de completar este proceso, se cortan los tres lados restantes para formar las últimas hojas del libro.

Encuadernación con grapas

Este tipo de encuadernado es un método de encuadernación de documentos, en el que se colocan grapas en el medio de hojas grandes sueltas para asegurarlas. Es rentable, común y perfecto para encuadernar folletos y otros proyectos más pequeños.

Existen diferentes tipos de grapas, como las grapas habituales o las Omega (en forma de la letra del alfabeto griego). La única desventaja de esta encuadernación es que la adición de páginas está restringida, porque cuando superan las 96 páginas, comienza a perder efectividad.

Otros tipos de encuadernación

Existen otros tipos de encuadernación que suelen utilizarse en trabajos puntuales:

  • Encuadernación en espiral: Se trata de un sistema muy asequible, donde se perforan agujeros en las páginas de un documento y se pasa un espiral de alambre a través de ellos, lo que permite que el folleto quede plano. Este tipo de encuadernación es el mejor para documentos de 16 a 275 páginas, y es muy utilizado por estudiantes.
  • Encuadernación Wire–O: Se procede igual que el anterior tipo de encuadernación, con la diferencia del que el espiral en vez de ser sencillo es doble y suele utilizarse en publicaciones con un gran número que tienen un gran número de páginas.
  • Encuadernación con tornillos: Se necesitan tornillos en el proceso de conexión de páginas. Para incluir estos sujetadores entre páginas, se deben realizar las perforaciones necesarias con anticipación.
  • Encuadernación con cosido Japonés: Es uno de los sistemas más elegantes y complejos. Dado que la costura no es automática, la forma final se ha diseñado con fines decorativos y, por lo tanto, debe hacerse a mano.

Del elemento que se quiera resaltar al encuadernar dependerá el tipo de encuadernación, así como del propósito y contexto utilizado para hacerlo: doméstico, académico, profesional.

En Impresum te ofrecemos diferentes tipos de encuadernación y de acabado. Y cuando no encuentres el tipo que buscas en nuestro sitio web, contacta con nosotros y te ayudaremos.